Problemas Visuales

Ojo Seco

En qué consiste

Los ojos secos son una afección frecuente que aparece cuando las lágrimas no pueden lubricar los ojos de forma adecuada. Las lágrimas pueden ser insuficientes por varias razones. Por ejemplo, puedes tener ojos secos si no produces suficientes lágrimas o si produces lágrimas de baja calidad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas suelen afectar ambos ojos y pueden ser los siguientes:
- Una sensación de "pinchazo", ardor o picazón en los ojos
- Mucosidad viscosa en los ojos o alrededor de estos
- Sensibilidad a la luz
- Enrojecimiento de los ojos
- La sensación de que tienes algo en los ojos
- Dificultad para usar lentes de contacto
- Dificultad para conducir de noche
- Ojos llorosos, que es la respuesta del cuerpo a la irritación de la sequedad ocular
- Visión borrosa o fatiga ocular.

¿Cuáles son las causas?

La causa de los ojos secos es la disminución en la producción de lágrimas o lagrima de mala calidad que provoca una evaporación elevada de las lágrimas y un desequilibrio en la composición de estas.

Algunas causas frecuentes de una menor producción de lágrimas son las siguientes:

- Ciertas enfermedades, como la diabetes, la artritis reumatoidea, el lupus, la esclerodermia, el síndrome de Sjögren, los trastornos de tiroides y la falta de vitamina A
- Ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, los descongestionantes, la terapia de reemplazo hormonal, los antidepresivos y los medicamentos para tratar la presión arterial alta, el acné, los anticonceptivos y la enfermedad de Parkinson
- Cirugía de ojos con láser, aunque los síntomas de los ojos secos relacionados con este procedimiento generalmente son temporales
- Daño de la glándula lagrimal por inflamación o radiación

Entre las causas comunes de la evaporación excesiva de la lágrima se incluyen las siguientes:

- Viento, humo o aire seco
- Parpadear con menos frecuencia, lo que suele producirse cuando te concentras, por ejemplo, al leer, conducir o trabajar en la computadora
- Problemas con los párpados, como párpados doblados hacia afuera (ectropión) o hacia adentro (entropión)

¿Cómo se diagnostica?

Según la sintomatología del paciente, los factores de riesgo y por supuesto la revisión ocular externa. Para poder determinar el tipo de disfunción o el grado de la patología se realizan exámenes no invasivos; como la meibografía que mide la función de la glándulas involucradas en la composición de la lagrimas; test de schirmer que mide la cantidad de lagrima producida; pruebas del tiempo de ruptura de lágrima y tinciones de la superficie ocular con fluoresceína, y verde de lisamina que nos indican la calidad de la lágrima y el estado del epitelio corneal y del glicocálix asociado; también la medida de la osmolaridad en lágrima es una prueba que nos da información directa sobre los mecanismos patogénicos del ojo seco y se puede hacer con instrumentos comerciales.

Todos los anteriores disponibles en nuestro Laboratorio de ojo seco en Oftamédica.

¿Cúal es el tratamiento?

El ojo seco puede requerir distintos tratamientos diseñados a medida de cada paciente, el mas común es el uso de lubricante ocular, sin embargo no es el único y dependerá de las características de la patología. La utilización de fototerapia y masaje de párpados, técnica denominada fototerapia de pulsos intensos es una de las opciones que dispone Oftamédica para su tratamiento.